06 septiembre 2016

[Podcast 12] Un melodrama llamado Juan Gabriel



Lo sé, ¡ya estamos saturados de Juan Gabriel! Pero en este nada breve ejercicio de reflexión se me ocurrió hacer un comparativo de este personaje, un fenómeno de la cultura popular, con otro llamado telenovela. ¿Lo habré logrado? Mientras tanto no se pierdan un recorrido sobre los momentos históricos de este cantautor en la televisión, y alguno que otro dato de ocio. ¡No se pierdan este tvpodcast, y cuenten cuál ha sido su canción o telenovela favorita!

22 agosto 2016

Evolucionar o morir: el caso de las telenovelas de Televisa

Ese es el mantra que desde hace algunos meses le están aplicando a las telenovelas mexicanas, que están viviendo un proceso realmente interesante y que, como muchos otros temas respecto a la ficción actual, ameritan una profunda reflexión. Este post, sospecho, no será tan intenso pero creo que un podcast al respecto podría quedarme chiquito ya que son varios los puntos a tocar y temo quedarme corta de tiempo. En fin... ¿de qué estoy hablando?



Este 22 de agosto Televisa arrancó con su nueva imagen, nueva programación y nuevo aire. Cambios de forma o de fondo, positivos o negativos, eso habrá que comentarlo por lo menos en una semana, pero lo cierto es que las telenovelas han ido paulatinamente mostrando una transformación en temáticas, narrativa visual, elencos, dirección y sobre todo, duración total. Se puede decir que el arranque no oficial de esta evolución se dio el año pasado en Antes muerta que Lichita, la primera telenovela transmedial y la primera grabada en 4K (la tecnología es un elemento fundamental en todo este movimiento). Después y a mi consideración estuvo Sueño de amor, historia que terminó el día de ayer con un final que era de esperarse viniendo de un productor como Juan Osorio, propositivo y experimental hasta donde el formato lo permite, pero que en redes sociales ha generado un descontento notable. Aquí la variación fue en la temática, el tratamiento de enfermedades, conceptos de familia, profesiones, enfermedades y enfermos, y la promesa -que en eso quedó únicamente- de que habría una influencia relevante de los Kdramas coreanos, cosa que en realidad nunca ocurrió. El arranque formal lo marcó hace algunos meses El Hotel de los secretos y ahora tenemos las historias de Vino el amor, Amo despertar contigo, Mujeres de negro, Tres veces Ana y las que se han estrenado primero en Blim, Yago y la bionovela Por siempre Joan Sebastian.

Lo del cambio de Televisa, particularmente con el canal de Las estrellas, obedece a muchos factores que tienen que ver con ciertas modificaciones en cuanto al modelo de negocios que la empresa ha manejado desde hace años, entre los que está el contar con contenido particular para cada pantalla o plataforma, pero también para otros públicos que están tomando mayor protagonismo. Este es el caso de los estrenos que primero se contemplan para Univisión y semanas después llegan a nuestro país, que comenzó en 2015 con Que te perdone Dios, de Angelli Nesma.

¿Y todos estos cambios las hacen mejores, peores o iguales que antes? Supongo que eso amerita una respuesta muy subjetiva y no sé si pueda darla en calidad de profesional o de fan. Para dar la primera debo esperar y tener paciencia para ver algo consistente en pantalla, pero como fan debo decir que hay cosas que no me gustan y otras que, aunque reconozco y aplaudo, no terminan por convencerme. Pero eso es en parte porque yo tiendo mucho a buscar a los escritores y productores para darme una idea de los trabajos, razón por la cuál tantos odios como predilecciones (por ejemplo, soy muy fan de Roberto Gómez Fernández aunque nunca me atrapó EHDLS, y aborrezco mucho el trabajo de la escritora Martha Carrillo pero tengo curiosidad por ver sus Mujeres de negro). Así que no me siento aún muy capacitada para dar una respuesta elaborada por mi lado crítico, sin embargo sí puedo ennumerar las situaciones positivas que veo en estos cambios:

15 julio 2016

Content Capital y la Alfabetización Mediática, Podcast #11


A finales del mes de junio se llevó a cabo el Content Capital, un evento en el cuál se discutió la evolución de los contenidos en la industria del entretenimiento, bien sea en el teatro, el cine, la industria editorial, la radio, la prensa, la televisión y por supuesto, las redes sociales. En este marco los influencers y youtubers hablaron de sus experiencias y su visión respecto al momento que vive la televisión abierta de nuestro país, razón por la cuál retomo algunas de estas opiniones para hablar de la imperante necesidad que tenemos por acceder a la Alfabetización Mediática, un término acuñado por la UNESCO que busca crear una conciencia crítica respecto a los medios de comunicación en general, entre otras cosas, conociendo y reconociendo su propia historia dentro de nuestra sociedad.




23 junio 2016

El pecado sería perderte a Oyuki, Podcast 10

A propósito del próximo estreno de El pecado de Oyuki, telenovela de 1988 que se volverá a transmitir por el canal Tlnovelas, este podcast trata sobre su autora, la gran Yolanda Vargas Dulché, sobre el contexto en el que se dio tan recordado melodrama y sobre todo, una breve reflexión sobre la importancia de mirar a la cultura popular como un referente de nuestra educación sentimental y por ende, a sus productos como objetos de estudio complejos y completos.



10 junio 2016

Los nuevos tiburones del entretenimiento mexicano, Podcast #9


A propósito de los cambios en los noticiarios de Televisa, de lo que está ocurriendo con Chivas y el futuro ChivasTV, y de las noticias que está dando Uno TV, entre otras cosas, con las transmisiones olímpicas, este tvpodcast es una breve reflexión acerca de los empresarios detrás de estas notas, pero también acerca de las nuevas formas que está adquiriendo el entretenimiento en cuanto a su consumo.

¡Escúchenlo, suscríbanse y si les gusta, compártanlo!


20 mayo 2016

Mamás del Youtube

En el podcast número 8 retomo el tema de la maternidad, contrastando cómo se representa en las diversas pantallas a las que acudimos día con día. Por una parte, cómo sigue viéndose este rol en la ficción mexicana, especialmente en las telenovelas, y por otra cómo las mujeres que cada vez más se animan a generar contenidos y colgarlos en Youtube están dando cuenta de otras realidades, de otras formas de entender la maternidad en esta época de tecnología, trabajo en casa y emprendurismo.

Son muchísimos los ejemplos que podemos encontrar pero yo me centré en algunas de las que sigo y son medio fan: Karla Celis, Sissy Garza, Marisolpink y Verdeliss.






08 mayo 2016

Las otras maternidades de la tv

Se acerca el día de las madres y no hay mejor lugar para admirar a la clásica madrecita abnegada, sufrida, doliente pero silente que en los productos melodramáticos mexicanos. En los tiempos más modernos la vitrina es la telenovela, pero nada más dense un paseíto por el canal De Película para entender de qué estamos hablando: este martes 10 de mayo programarán: Corona de lágrimas, Cuando los hijos se van y Mamá, soy Paquito, entre otras joyas de la cinematografía nacional. Todo un mercado de lágrimas donde lo que prevalece, sin duda, es el amor incondicional de la madre hacia sus hijos, aunque estos sean una bola de ingratos malagradecidos.

No sé si el hecho de que yo no sea madre me da las credenciales para hablar del tema o quizá me permita entenderlo desde otro punto. Me parece pertinente hacer esta aclaración antes de que el amable lector prosiga con el texto, porque no estoy muy segura de qué tanto mis palabras puedan resultar acertadas, ignorantes o con un suave dejo de amargura.

Las telenovelas latinoamericanas, dicen los que saben, tienen un par de ingredientes importantes dentro de su estructura: por una parte uno de sus motores narrativos es el secreto, eso que se guarda celosamente durante toda la historia para los involucrados pero que nosotros, los espectadores, conocemos desde el inicio; y dos, que se acompaña del anterior, es la intrínseca búsqueda de la propia identidad a partir de la búsqueda de los padres. En el gran universo de tramas que se cuentan y se cuentan una y otra vez de distintas maneras, el asunto de la orfandad es una de las temáticas más recurridas ya que casi siempre es ahí donde radica el secreto, ese mediante el cuál gira toda la trama. El o la protagonista crece sin la compañía de su padre o madre biológico para, muchísimos capítulos después, descubrir que no estaban muertos ni andaban de parranda, que estaban vivos y que por algún error de juventud los abandonaron a su suerte, secreto que normalmente conoce la nana, el ama de llaves o el mejor amigo pero no lo rebelan hasta que un golpe del destino pone a padres e hijos frente a frente.

¿Cuántas telenovelas hemos visto con esta historia? Ahora bien, están aquellas otras donde, acorde a la herencia cinematográfica, la figura de la madre es la de una mujer que sufre en silencio, entregada por completo a su familia aunque mal pague, en renuncia total de su propio ser porque pues, de pequeña le enseñaron que cuando una se casa debe darlo todo por los suyos sin importar que antes de todos ellos fueron seres humanos únicos e independientes. Esas madres, que pasan por chorros de vicisitudes durante unos 120 capítulos (si bien les va), generalmente son premiadas en el gran final con una visita a la Basílica o la enjundiosa boda de uno de sus hijos, eso sí, con sus ojitos siempre llenos de lágrimas de gratitud.

Pero cuando el amor maternal se escapa de estas formas (estereotipos, más bien), entonces se vuelve una villana en potencia, o bien, es la clásica madrina que se quedó para vestir santos cuidando al nene que no tuvo madre (si si, porque estaba ausente). Es ahí donde entra mi mirada… ¿qué pasa con las representaciones de la maternidad que existen en este fantástico universo?