Especial

10:37 p.m.

Esta vez, queridos Ratones, quisiera compartir con ustedes no una serie específica, no una caricatura en especial, no un recuerdo en particular... hoy el tema que ocupa a esta Ratona se puede percibir en la mayor parte de los programas que vimos, que vemos y que veremos; es lo que nos acerca a todo producto extranjero que llega a nuestras pantallas: el doblaje.

Si bien para muchos el doblaje es asunto polémico (hay quienes prefieren, tanto en televisión como en el cine, escucharlo todo en su idioma original), el arte de darle vida "castellana" a un sinnúmero de personajes merece que de vez en cuando nos detengamos a ponerle atención, a inferir que detrás de cada parlamento hay una previa adaptación, un trabajo de sincronía, una actuación, una vida.

Hagamos algunos significativos ejercicios:
¿Imaginan a Candy Candy sin su traducción argentina?
¿Benito Bodoque en inglés suena igual de encantador que en español?
¿Kevin Arnold es el mismo ahora que lo leemos por el Warner Channel?
¿Existen diferencias entre la horrenda voz de la Nana Fine en inglés y la horrenda voz de su traducción al español?
y, en un caso muy drástico... ¿No fue decepcionante escuchar la verdadera voz de Saúl Lizaso, cuando conocimos su imagen en un comercial de licor donde lo doblaron con un tono mucho más varonil?

En meses pasados el tema cobró cierta relevancia ante el sonado caso de "Los Simpsons", lo cuál sacó a la luz la injusticia laboral que padece esta rama del arte (aunque nadie lo reconozca como tal) que es hacer televisión. Pero la vida del doblaje tiene muchísimos años más, y ahora que hablaba de la Sirenita y la Casa Disney me vino a la mente el maravilloso Edmundo Santos, el señor que con sus geniales adaptaciones logró involucrar a verdaderas figuras del momento en proyectos que contenian belleza, estética, poesía.

Es por ello que ahora me niego rotundamente a tener en DVD las versiones de "La cenicienta", "La bella Durmiente" o "Blanca Nieves"... Tras un largo proceso legal iniciado por la denuncia de la actriz Evangelina Elizondo (la insufrible Mamá Elena de "Mirada de mujer") contra Disney por un asunto de regalías, muchas de las traducciones originales de las piezas clásicas animadas se fueron a la basura, dejando en su lugar unas que si bien ameritan crédito por el esfuerzo, carecen del sentido que el señor Santos le puso. Una de las que se conservan (gracias a Dios!) es la del "Libro de la Selva", donde Tin Tán, Luis Manuel Pelayo y Flavio resultan deliciosos...*

Así pues queridos Ratones, pongo en la mesa un tema que amerita extensas y cesudas reflexiones, pero por mientras y para no perder la verdadera esencia de este espacio.. ¿Cuáles han sido sus doblajes favoritos? ¿Qué series, caricaturas o películas creen que no hubieran sido lo mismo sin sus voces castellanizadas?

-----------------------------------------------------------

*(Para mayor información sobre el doblaje Disney, he aquí una gran fuente:
http://www.doblajedisney.com)

Podrían gustarte

0 detallitos

Contacto

yo@ratonadetv.com