Confesión

8:03 p.m.

Para los lectores más recientes este tipo de post les parecerá toda una revelación. En este espacio abro mi corazón al mundo exponiendo mis más terribles secretos, porque en este extraño mundo de la teleadicción uno se aficiona a todo tipo de programas, sin importar lo bueno o lo malo que éstos sean. Así pues, tras haber confiado a todos ustedes mi pasión por los infomerciales o mi seguimiento a la antigua e insuperable versión de "Muchachitas", ahora tengo algo que temo dejará mi honra y mi reputación por los suelos. Queridos Ratones, esta Ratona confieza: Soy una fan pasiva de Thalía y la trilogía original de las Marías.

Sí. Pese a que aborrecí María Mercedes, odié a Marimar y vomité a María la del barrio, tengo que confesar que seguí estos melodramas casi completos, y por eso me siento autoridad suficiente para decir que ésto fue verdaderamente un trío de porquerías, malhechas, de mal gusto, una burla a las clases sociales más desamparadas, un montón de escenas mal actuadas, mal escritas, mal editadas, donde lo único que se favorecía era el perfil izquierdo de Thalía (el único que a últimas fechas permite que le tomen) y que creo en ella un monstruo y la idea poco cierta de que era una grandiosa actriz. Sí. Nada fue creíble, ni el tono de costeñita, ni la peluca de María Mercedes ni su cinturón de mecate, ni su sombrerito de Torombolo entre la basura, ni el drama de sus -dizque- 40 años cuando buscaba desesperadamente al odioso del Nandito... Nada, nada fue creíble. Sin embargo, queridos Ratones. vi estas novelas, y, lo peor, sus pésimas canciones me encantaron.

Pulgoso me caía rebien, Itatí Cantoral fue una delicia como villana, Nandito aparece en cualquier película actual y le sigo diciendo Nandito, Arturo Peniche fue tan malo que se volvió un clásico, y la cumbia de Malvina nunca se olvidará.

Pero si digo que soy fan pasiva de Thalía es porque antes de estas megachafeces, antes de tener una basta colección de sus canciones en mi lista personal de mp3, antes de ser la señora Mottola, Thalía hizo dos telenovelas que también vi, con mucho agrado por cierto: "Quinceañera", actualmente en repetición en Galavisión y "Luz y sombra" un melodrama de 1989 poco popular que le trajo su primer protagónico, en una historia que ocurría en Tampico, entre el puerto y los barcos. Ahí su pareja fue Alberto Mayagoitia (hasta me acuerdo que en alguna declaración Thalía dijo que al hombre le olía refeo la boca), y tuvo la aparición estelar de Enrique Álvarez Félix. La canción de esta novela, por cierto, tuvo el mismo nombre, que cantaban las Flans. (Luz y sombra es mi camino/porque no se a dónde voy/ porque amo y luego olvido/ porque hoy si, mañana... no....)




Pd.1.- Si creían que iban a encontrar las canciones antes mencionadas, una disculpa, el servidor de Evoca me hizo una mala jugada y si no iba a subir las tres, mejor ninguna... ¡Y a mucha honra!

Pd.2.- Pa colmo, mi novio si es bien fan de la Thalía... ocurre hasta en las mejores familias.

Podrían gustarte

0 detallitos

Contacto

yo@ratonadetv.com