Programas

12:46 a.m.

Entre las muchas cosas agradables que la década ochentera nos dejó, están sin duda esas series unitarias que se pensaban como algo familiar, como un punto que pudiera unir a públicos tan heterogéneos (a quienes miraban telenovelas, deportes, caricaturas o noticias) y que transmitieran mensajes con valores y optimismo. Algunos de estos programas resultaron efimeros, pasaron sin pena ni gloria. Pero algunos otros no sólo se quedaron, sino que alcanzaron una duración que ni sus creadores imaginaban.

Así tuvimos "Tres generaciones", "La edad de oro", "Doctor Cándido Pérez", "Nosotros los Gómez" y por supuesto "Papá Soltero".

"Papá Soltero" fue una serie que arrancó en 1986 y duró muchísimos años, quizá unos 6 o 7, y narraba las peripecias que César, un ex cantante que se convierte en un exitoso ejecutivo del ambiente artístico que tras la muerte de su ex esposa recibe a sus tres hijos que vivían en Guadalajara. Así, su etapa de soltero quedó atrás, y con la ayuda de Gumara, la sirvienta, y Pocholo, el portero del edificio, las vidas de Miguel (el mayor), Alejandra (la del medio) y Cesarín cambian al ser educados por un Papá soltero.

¿Qué tuvo de relevante esta serie? pensarán los más jóvenes. Quizá fueron muchos elementos. César Costa siempre fue una figura muy querida entre los de su generación, y para él la televisión era una figura conocida tras haber participado como anfitrión en la primera etapa de "La Carabina de Ambrosio". Los hermanos Quiroz fueron una relevación, el talento de los hoy difuntos Aurora Alonso y Octavio Galindo aunado a la gracia de Pocholo, el desenvolvimiento de Edith Márquez, quien durante la serie formó parte de Timbiriche, se casó y se embarazó a la par de su personaje y todos los actores que hicieron actuaciones especiales fueron la clave que se aderezó con libretos un poco fresas pero que sin duda lograron llegar a un amplio sector de la sociedad que hizo de este programa un éxito rotundo. Todos de la mano de Luis de Llano.

Después se hizo una versión para cine y el asunto terminó... hasta ahora, que se rumora volverán a traer a estos personajes pero con el nombre de "Abuelo soltero". Habrá que ver...

Lo que es un hecho es que existe una gran nostalgia por el vacio que en su momento dejó esta teleserie que iba del humor al mensaje, de la moraleja al llanto y de ahí a la carcajada con una facilidad increíble, y si no me creen, pregúnten entre sus conocidos si no sinitieron nunca a Gumara como su propia niñera, o gozamos con las travesuras entre hermanos, o si nunca hicieron rabietas por cómo Pocholo se entrometía en todo alegando siempre "que aquí lo subestiman a uno". Simplemente fueron personajes entrañablísimos que, esperamos, no caigan de gracia con una segunda versión.

En fin... esto es "Papá soltero"... una delicia de recuerdo...

El capítulo es "Alejandra y el dentista"








Podrían gustarte

0 detallitos

Contacto

yo@ratonadetv.com