Homenaje

12:55 p.m.

Entre lo que se dice sobre su salud, entre que los rumores de si ya falleció o no, lo cierto es que si hay alguien que merece un reconocimiento por su aportación como precursor de la televisión mexicana es el señor Pedro Ferriz Santacruz. Su labor periodística, su presencia impecable, su voz e inteligencia lo hicieron destacar lo mismo en noticiarios que en programas de concurso, variedades y asuntos paranormales.

Reproduzco íntegro el texto que Álvaro Cueva escribió sobre él en la revista SOMOS, especial de colección sobre los 50 años de la televisión mexicana, del año 2000:


"Fue imagen de la noticia en los años 50 e impuso una mecánica de trabajo que aún se utiliza en las oficinas de producción de los noticiarios nacionales, al crear el modelo del periodista culto y creíble capaz de salirse de la etiqueta para conducir en tono cotidiano. 
Nació en Piedras Negras, Coahuila, en 1921. Estudió la Licenciatura en Derecho e Historia en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde fue profesor al igual que en la Escuela Bancaria y Comercial. En esta última ejerció la docencia durante 30 años.

Imagen: Revista SOMOS, año 2000
En 1943 se inició como locutor en la XELA. Años más tarde ingresó a la televisión en el Noticiero Belmont. También fue titular del Noticiero General Motors y de otras emisiones informativas como En el mundo. Se desempeñó como locutor de la Presidencia de la República de 1958 a 1964, y fue presidente de la Asociación Nacional de Locutores; director de la agencia Notimex y de la Corporación Mexicana de Radio y Televisión (después Imevisión). 
Fue pionero de las coberturas informativas de eventos elegantes y especiales. Entre éstos últimos destaca su narración, junto con Jacobo Zabludovsky y Miguel Alemán Velasco, de la llegada del hombre a la luna, el 19 de julio de 1969. 
Imagen: Revista SOMOS, año 2000
Asimismo, fue creador de producciones que quedaron grabadas en al memoria colectiva. Son los casos de El gran premio de los 64 mil pesos, emisión de concurso en la que la destreza mental de los concursantes podía redituarle jugosos montos económicos, y Un mundo nos vigila, donde lo paranormal -platillos voladores, marcianos y cosas peores- representaba un elemento ante el cual, parafraseando al conductor, no se sabía si reír, llorar o rezar. Dicho programa dio origen a otros de este corte, como el conducido por Jaime Maussan. Apasionado por el tema de la vida en otras galaxias, escribió dos libros: Los ovnis y la arqueología de México y ¿Dónde quedó el Arca de la Alianza?, obras en las que amplía su hipótesis acerca de la existencia de seres extraterrestres y su relación con las culturas prehispánicas. 
Más que con una empresa televisora, se comprometió con sus propias convicciones, razón de sus prolongadas ausencias de las pantallas caseras, las cuales permitieron el surgimiento y crecimiento de algunos seguidores directos e indirectos de su estilo. Entre ellos pueden mencionarse a Guillermo Ochoa, Juan Ruiz Healy, Ricardo Rocha y Jaime Maussán, sin exceptuar a su hijo Pedro Ferriz de Con. 
Fue candidato del Partido Cardenista (PC) al gobierno del DF durante las elecciones de 1997 y en su campaña propuso promover créditos accesibles para vivienda, a fin de que los ciudadanos pudieran pagarlos" (p. 79).

Además de esta semblanza, Televisión Azteca le dedicó hace algunos años un programa especial dentro de la emisión La historia detrás del mito, que afortunadamente puede verse en línea:


Parte 2
Parte 3
Parte 4
Parte 5
Parte 6

Con esto nos queda, contada por él, la historia del esfuerzo y la labor incansable de este pionero de la televisión, imagen entrañable que siempre estará vigente. Esperemos que su salud mejore, y lo único bueno de estos rumores es la curiosidad que genera para acercarse a conocer la carrera de este gran señor, ejemplo de muchas generaciones.

Podrían gustarte

0 detallitos

Contacto

yo@ratonadetv.com