Transmedia en la ficción mexicana

3:26 p.m.

Texto publicado en la Revista Zócalo del mes de octubre, 2015. Encuéntralo aquí.

*Nota: Ya que este texto fue escrito con anterioridad, se omitió la telenovela Antes muerta que Lichita, que mucho material está dando al respecto. 


La ficción que producen las principales industrias creativas del país, Televisa y Televisión Azteca, ha ido encontrando poco a poco la manera de adaptarse a las nuevas tendencias tecnológicas, explorando otros medios y lenguajes para así restarle supremacía a una única pantalla.

En lo que se refiere a la generación exclusiva de contenidos para internet, ambas empresas han entrado con reservas a la producción de webnovelas (Te presento a Valentín, 2012 de Televisa-Univisión) y webseries (La doble vida y Colinas, 2008 de Televisa y Amor a ciegas, 2014 de Azteca). Lo más reciente, Te presento a Valentín y Amor a ciegas, se concibieron como productos para la red pero que también pudieran ser transmitidos tarde o temprano en la televisión, tal y como sucedió con sus antecesores de Univisión, las webnovelas Vidas cruzadas (2009) y No me hallo (2010). Sin embargo no hay hasta el momento indicio alguno de que internet siga funcionando como la pantalla generadora de los contenidos que, posteriormente, lleguen a otra. Es por eso que la apuesta sigue girando en torno a los productos televisivos que encuentran en la red un espacio secundario.

El concepto transmedia, acuñado por Henry Jenkins en el año 2003, hace alusión a todas aquellas narrativas contadas a través de múltiples medios, en donde cada uno hace lo que mejor sabe hacer: puede ser introducida desde el cine, expandida en la televisión, y explorada en un videojuego. Tal como lo refiere Carlos Scolari (2013), estas narrativas no consisten en una mera adaptación de un lenguaje a otro, se trata de una estrategia de las empresas de comunicación para abarcar diferentes medios y lenguajes para así desarrollar y expandir el mundo narrativo.


En el anuario del Observatorio Iberoamericano de la Ficción Televisiva, Obitel, del año 2014 dedicado a las estrategias de producción transmedia en la ficción televisiva se parte de que este concepto es “una acción estratégica de comunicación procedente de un productor-emisor, en general identificado –pero no exclusivamente- con la industria de medios” (2014, p. 20), es decir un proyecto integral para producir contenidos que se asocian a una planificación estratégica particular. Para el caso de México, Obitel reconoce que desde 2012 se ha hecho énfasis en estos anuarios sobre el esfuerzo principalmente de Televisa por incorporar estas estrategias en el universo de la ficción, bien sea a través de redes sociales y de sitios web, que han buscado reproducir y repetir los mismos contenidos televisivos pero en diversas plataformas, así como fomentar la retroalimentación de intereses y atención. Además de crear un micrositio para cada producción se han lanzado aplicaciones especiales para teléfonos y tabletas, alentando la circulación de contenidos para que los usuarios se enganchen con las historias y logren conectarse desde todas las plataformas, incluyendo redes sociales.

El antecedente más específico al respecto lo aporta Raúl Rivero, consultor externo de Social Media y Transmedia que ha trabajado para Televisa en varias producciones de telenovelas. En su blog personal, Rivero menciona que el contenido de Las tontas no van al cielo (2007) fue expandido a través de una revista y un foro diseñado para mujeres en la red, así como en Camaleones (2009) donde se narraban escenas relevantes en cómics digitales, y se crearon videos detrás de las cámaras además de una serie llamada Camaleonina colgada en el portal Youtube (2011). Afirma que en este último caso en particular habían tenido mucho éxito debido al consumo del público joven al que la ficción estaba dirigida de los videochats, websodios, cómics digitales y fotogalerías. Para 2011 con la telenovela La fuerza del destino el equipo encargado de redes sociales e internet en la producción de Rosy Ocampo involucró al elenco para participar en videochats, entrevistas, fotografías en 3D y tweets, e incluso hasta en obsequios para los seguidores que se encontraban en las locaciones en el estado de Sonora.

Rivero señala que fue en la estrategia transmedia de Por ella soy Eva (2012) que se incluyó por primera vez en las redes sociales de las telenovelas de Televisa un patrocinio comercial con la marca Avon específicamente para un personaje, y el empleo de códigos QR en las fotografías; y en Mentir para vivir (2013) se innovó haciendo de los fans “embajadores” de la telenovela, es decir, asignándoles las cuentas de los personajes para que durante la transmisión pudieran interactuar en redes sociales, particularmente Twitter, con los demás usuarios, siguiendo algunas reglas proporcionadas por la producción. Además esta historia fue la primera en emplear la aplicación que Televisa sacó especialmente para sus telenovelas (2011, 2012, 2012, 2013). En 2015 Rivero contribuyó al contenido transmedia de La sombra del pasado a través de breves cápsulas en el micrositio, juegos y trivias, y actualmente en Amores con trampa, primera telenovela que tiene transmisión directa en la aplicación para móviles y el sitio web, además de contar con un webshow posterior a cada capítulo.

Este listado de telenovelas no significa que hayan sido las únicas en tener actividades transmedia, sin mencionar que en la actualidad todas cuentan con un webshow posterior a su final, sino porque las estrategias procuraron involucrar a la audiencia más allá de un simple hashtag o un like, o bien de colgar los episodios a la red.

De igual manera Televisión Azteca tuvo en UEPA, Un espacio para amar (2015) una estrategia multimedia que apuntaba al público juvenil, con presencia no sólo en Facebook, Twitter e Instagram, sino con videoblogs con los diversos personajes reflexionando sobre los temas mencionados en la historia, como las rupturas amorosas o los embarazos en la adolescencia, disponibles únicamente en su micrositio. En julio de 2015 presentaron La cena, una webserie en un formato similar al de Amor a ciegas, es decir, actuado por alumnos del CEFAC, Centro de Formación de Actores para Televisión, con capítulos que se estrenan todos los jueves en el horario del programa Ventaneando para después ser subidos al micrositio y al canal de Youtube de la empresa. En esta ocasión es una historia episódica que ya fue reconocida como la mejor serie en el Baja Web Fest de este año, un evento internacional que convoca producciones de ficción para internet.

Lo más reciente al respecto es Logout, serie producida por Televisa trasmitida en el canal de paga Telehit que cuenta con su propia aplicación para vivir lo que la empresa llama “una experiencia multiplataforma”. La app, disponible únicamente para smarthphones funciona mediante audio, por lo que la serie puede verse en el horario normal o desde su sitio en internet y de igual manera experimentar la doble pantalla y el contenido complementario de ambas.

Carlos Scolari afirma que “la telenovela debe aprender a moverse entre las tensiones que generan dos vectores de fuerza: la continuidad histórica de un género en un entorno marcado por las discontinuidades tecnológicas y generacionales” (2015). En el caso mexicano, los ejemplos mencionados parecen escasos respecto a la producción que ambas empresas generan en cuanto a la ficción, particularmente el melodrama, sobre todo ante las opciones que bien sea por Youtube o plataformas como Netflix comienzan poco a poco a llevar al público a modificar sus hábitos de entretenimiento, de la pantalla televisiva y su señal recibida mediante antena aérea o cable, al internet, bien sea en computadoras, tabletas, teléfonos o smarth tv. Esperaremos por ver la velocidad en la que se da esta evolución transmedial en el universo de las telenovelas.

Trabajos citados


Orozco, G., & Vassallo de Lopes, M. (2014). Observatorio Iberoamericano de la Ficción Televisiva, OBITEL 2014: Estrategias de producción transmedia en la ficción televisiva. Porto Alegre, Brasil: Editora Sulina.
Rivero, R. (22 de noviembre de 2011). Contenido web y contenido transmedia . Recuperado el 4 de junio de 2015, de Raúl Rivero Media Blog. Blog sobre medios de comunicación, social media y transmedia : http://rriveroa.blogspot.mx/2011/11/contenido-web-y-contenido-transmedia.html
Rivero, R. (30 de diciembre de 2011). El último blog del año. Recuperado el 4 de junio de 2015, de Raúl Rivero Media Blog. Blog sobre Medios de comunicación, Social Media y Transmedia.: http://rriveroa.blogspot.mx/2011/12/el-ultimo-blog-del-ano.html
Rivero, R. (28 de febrero de 2012). Qué espero de Eva. Recuperado el 4 de junio de 2015, de Raúl Rivero Media Blog. Blog sobre Medios de comunicación, Social Media y Transmedia: http://rriveroa.blogspot.mx/2012/02/que-espero-de-eva.html
Rivero, R. (10 de octubre de 2012). Qué me dejó Eva, éxitos y errores en la red social "Por ella soy Eva" Parte 1. Recuperado el 5 de junio de 2015, de Raúl Rivero Media Blog. Blog sobre Medios de comunicación, Social Media y Transmedia.: http://rriveroa.blogspot.mx/2012/10/que-me-dejo-eva-exitos-y-errores-en-la.html
Rivero, R. (3 de junio de 2013). Mentir para vivir. Recuperado el 5 de junio de 2015, de Raúl Rivero Media Blog. Blog sobre Medios de comunicación, Social Media y Transmedia.: http://rriveroa.blogspot.mx/2013/06/mentir-para-vivir.html
Scolari, C. (1 de Junio de 2015). El futuro de la telenovela: entre la webnovela, el transmedia y la fanfiction. Recuperado el 11 de junio de 2015, de Hipermediaciones: http://hipermediaciones.com/2015/06/01/el-futuro-de-la-telenovela-entre-la-webnovela-el-transmedia-y-la-fanfiction/
Scolari, C. (2013). Narrativas transmedia (Libro electrónico ed.). Barcelona, España: Grupo Planeta.



Podrían gustarte

0 detallitos

Contacto

yo@ratonadetv.com