La medicina en las pantallas


Mientras más amo Youtube, querida comunidad de Ratones de tv, y descubro cosas que no dejan de sorprenderme gratamente, las telenovelas (particularmente este formato), me decepcionan cada vez más. Más que decepcionarme, me han dejado de llamar la atención. Las nuevas, aclaro, porque estoy metida por tercera vez viendo Yo Soy Betty la Fea con todas las emociones que esto conlleva, como si no tuviéramos 20 felices años de habernos conocido (dispensen ustedes el plural, es de puro amor).

De hecho hice una pequeña encuesta en Instagram estos días y la mayoría opinó que yo estaba un poco loca y que los nuevos melodramas de Televisa están bien (bien, yo lo dejo a secas), pero en serio que por más que trato de interesarme de nuevo en las propuestas más recientes como Soltero con hijas y Médicos línea de vida nada más no lo logro. Es real. 



La primera no la soporté, así de plano. El trabajo de Juan Osorio me gusta mucho (de hecho hasta le dediqué un post en este blog), pero últimamente siento que se está esforzando demasiado y que en esta historia particularmente agarró todos los clichés del mundo mundial, cosa que noté ha hecho desde la serie de los Aristemos y novela anterior, que no en Mi marido tiene familia (2016). De verdad puedo decir que cuando el productor hace melodramas con ganas a mí en lo personal no me importa si se ve acartonado o no, cosa que me ocurrió con Mi Pecado (2009); pero tengo el presentimiento que aquí hay más cuidado en la forma (locaciones, edición, ambientación, fotografía), que en el fondo. Otra vez. El GRAN pecado de Televisa. 

No sé si es que Gabriel Soto está quemadísimo por sobre exposición; no sé si la historia se asemeja demasiado a Papá a toda madre (2017) o a la película Raising Helen (2004); no sé si es un tema de guión, de dirección o de ritmo; no sé si me molesta que sigan estigmatizando el rol de las personas solteras como entes sin rumbo que solo van de fiesta en fiesta, ganando un dineral y con una vida desordenada; no sé si me enoja más que el resultado siempre sea el enamoramiento y la aspiración hacia la vida en familia. Tal vez solo estoy prejuzgando. El caso es que cada día este formato me desencanta más y más, sin ser la única que se queda con esa desazón.

Lee la Crítica de la semana de estreno en La Hora de la Novela

Amo el trabajo como actriz de Vanessa Guzmán. De hecho para mí su Ana Leguina es mi tercer mejor villana de la historia (solo después de la primera Catalina Creel y Evangelina Vizcaíno, de Cadenas de Amargura), pero su papel en esta novela se me hizo común, sin chiste, sin nada que lo haga entrañable. Y los demás pues, X. 

Y por otro lado esta semana se estrenó Médicos, línea de vida, y confieso que no he visto aún ni un solo capítulo. Lo tengo en mi lista de pendientes, aunque el tema no me hace ser muy fan porque hace mucho que los dramas médicos dejaron de gustarme, ciertamente me angustio demasiado con cada uno de los casos y la sangre y las jeringas y demás. Sólo House me hace regresar a ello pero porque en realidad me engancha más el desarrollo / resolución de cada paciente que la enfermedad en sí. 

Sin embargo esta tarde el algoritmo de Youtube me mandó una sugerencia de video que me ha cambiado la vida: MÉDICOS REALES REACCIONAN A MÉDICOS, LÍNEA DE VIDA, del canal del Doctor Vic que tiene más de 1 millón de seguidores. Y con eso sí que me enganché, tanto que después de eso seguí viendo sus reacciones a House, a Grey´s Anatomy, etc etc etc. Yo hasta hace algunas horas lo desconocía pero, ¡ya suma un seguidor más con mi bonita suscripción! Es que la verdad sí lo amé, tanto a su canal como los comentarios de los tres personajes que compartieron sus puntos de vista sobre la más reciente producción de José Alberto Castro.



De hecho puedo decir ahora que fuimos presentados, que Doctor Vic es un ejemplo muy similar al planteamiento que hice en el tvpodcast 74 sobre SuperHolly y Madhunter respecto a canales que tienen un sentido de educación, entretenimiento y representación que sólo dan aquellos quienes comparten su profesión o sus aficiones con un afán didáctico, para crear comunidad, para que la gente se informe, conozca, se divierta y participe de cosas tan específicas como cotidianas.

Y aquí lo que tenemos es un Médico totalmente inmerso en la cultura popular, de donde saca mucho del material de su canal, que sabe jugar perfectamente con los distintos formatos de la plataforma Youtube y lo mismo nos muestra reacciones a determinados programas de ficción (se va hasta con La Rosa de Guadalupe), que a títulos de anime con temas de salud, hasta Storytime sobre sus historias en la medicina, explicaciones a cirugías estéticas a partir de casos famosos, habla de lesiones desde casos deportivos, algunos tutoriales, hace vlogs  en determinadas circunstancias en un hospital y hasta da consejos a futuros médicos sobre dónde estudiar la carrera, además de sesiones Q & A en vivo, colaboraciones, etc. Lo que me deja la duda de a qué hora ejerce por tanto material subido a la red y me sorprenda lo eficiente de su equipo de producción (no me lo imagino horas frente a una computadora haciendo estos menesteres él solito), ya que las ediciones se perciben ágiles, bien cuidadas, con ritmo y estilo particulares, además de que se nota control de audio con micrófonos y luces adecuadas para cada video.


¡Conoce mi ebook! 

Cuando vi las reacciones de Médicos, línea de vida me dio mucho gusto el tipo de comentarios que los tres médicos a cuadro iban haciendo, pues no se trató de sentarse a reírse locamente del producto sino que con todo respeto iban explicando por qué las situaciones eran verosímiles o no, cómo son realmente determinados procedimientos, pero (y aquí es cuando digo que me gusta que este canal retome mucho de la cultura popular), que no emiten juicios perversos sobre la puesta en escena. Por el contrario, entienden que estos formatos no pueden ser tan detallistas (sin que por eso justifiquen algunos errores notorios), pero en ningún momento cuestionan la labor de producción, lugar común para la gente que no comprende lo que implica emular estas realidades para ser llevadas a las pantallas. 

Y es que, queridos Ratones, ¡eso es parte de la alfabetización mediática!  Esto es lo que ocurre con toda la gente que se anima a subir sus propios contenidos y se entera que producir audiovisuales no es sólo prender la cámara y ya, por lo que dimensiona el valor de todo el proceso en su conjunto. Por eso gente como yo, que está totalmente del otro lado del Doctor Victor, agradece profundamente el tratamiento que le da a algo en lo que no es experto pero que ya es parte de su vida mediática en pantallas y redes sociales. 

Ejemplos (para bien o para mal) de salud en Youtube hay muchos. Una de mis mejores amigas me mandó al Enfermero MX para aprender a inyectarme sola (ingrese aquí emoji de HORROR), y seguramente hay miles y miles que desconozco pero que deben tener muchos seguidores, con sus distintos formatos y estilos particulares. Nada que no se note también en televisión con ficciones muy variadas en telenovelas, en series, sobre médicos, sobre paramédicos, sobre rescatistas, desde los reality, desde pacientes obesos, talk shows varios, etc. etc. etc.

La medicina en las pantallas ha sido un tema tan antiguo como la televisión misma. Al  menos las primeras pruebas de este medio en México a finales de los años cuarenta fueron desde un circuito cerrado en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México en operaciones quirúrgicas, y en cuanto a la ficción ER, la serie de George Clooney y demás estrellas, fue una de las primeras que tuvieron como eje principal la vida laboral en un centro de trabajo específico. Por ello no es casual encontrar aportaciones académicas como ésta que resultan simplemente maravillosas: La medicina en las series de televisión, una serie de ensayos publicada en 2016 donde médicos parten de series famosas para hablar de casos como alcoholismo, drogadicción, y demás males de nuestros tiempos. 


La ficción en las pantallas tanto como el Youtube, son ventanas que nos permiten ver representadas situaciones de la vida real para que, sin tener la experiencia de primera mano, podamos aprender, conocer y comprender otros mundos, otras historias, otras cotidianidades. Esa es la magia que un televidente busca navegando de canal en canal, de video en video.

¡Dios bendiga los audiovisuales del mundo!

Comentarios

  1. CharleenColungaTeam10:12 a.m.

    Hola Ratoncita! Como siempre clara, objetiva y bien informada cuando escribes!!!
    Yo ví el capítulo 1 de Soltero con Hijas y con las justas pude terminarlo (lo digo con penita)... decidí no invertir mi tiempo en ver más de la novela.. me quedó clarísimo que lo que en ella se "comunica" no es de mi interés en absoluto... ni siquiera a nivel actoral... lo dejo allí. Sobre "Médicos Línea de Vida" logré ver tres (3) capítulos... No sé si es que esperaba demasiado pero no encontré "casos médicos a resolver" sino más bien una serie de tramas y subtramas de las historias de los muchos protagonistas (porque hasta el capi 3 no me quedò claro quienes son los protas) y muy poco de situaciones médicas. Yo tengo poquìsimo entrenamiento sobre primeros auxilios y sin embargo vì varias "fallas" en ciertas reacciones en la sala de Urgencias.. y, aunque parezca tonto resaltasrlo las ecpresiones "Vamos! Vamos! " y "Venga! Venga!" se repiten hasta la saciedad evidenciando unos dilálogos pobres para mi mortal y personal gusto..pero en fin... creo que tampoco podré ver más capis... Lo positivo de todo esto es que me quedará tiempo para volver a disfrutar de mis melodramas "antiguos" con mi "actor favorito" (jijijij) que aunque me los conozco de cabo a rabo, palabra por palabra, escena por escena y sé perfectamente en qué terminará todo, me regalan muchísimo más a nivel de historia(s) y de talento actoral. Veo con tristeza que por apostar prematuramente por talento "joven" dejan de lado a los GRANDES y que por abordar temas "actuales" dejan de lado contar historias a lo mejor menos enrevesadas pero con más mensaje y valores. Aunque no siempre pueda encontrar un tiempito para dejarte un comentario sabes que leo SIEMPRE todas tus publicaciones... aprendo mucho! Besitos y abrazos desde Lima Perú!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario